Published On: Mar, Dic 30th, 2014

La importancia del acuerdo estratégico integral con China

Durante su conferencia de prensa en Casa Rosada, y consultado por un cronista, Capitanich recordó que la relación con China “arranca en el año 2004 con la suscripción del acuerdo por parte del entonces presidente Néstor Kirchner con el presidente de China”, para luego explicar que “la perspectiva de estos últimos diez años ha permitido elevar de categoría al acuerdo de ‘estratégico’ a estratégico integral”.

En esa línea, el jefe de ministros descartó que se trate, tal como apunta la oposición en el Congreso, de una “cesión de soberanía” sino que implica una “complementación estratégica” que “cuando uno suma los distintos mecanismos de financiamiento e incorpora el swap acordado son, aproximadamente, 20.000 millones de dólares”.

Capitanich enumeró ante los periodistas los puntos que implica este acuerdo con el país asiático, reconocido como la segunda potencia económica mundial: “La Argentina y China tienen un intercambio comercial significativo, casi equivalente a 15.000 millones de dólares por año”.

“Tenemos con la República Popular China un mecanismo de financiamiento para la construcción de dos represas hidroeléctricas en la provincia de Santa Cruz: las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner. Son inversiones equivalentes a 4.700 millones de dólares que permitirán una expansión en la generación eléctrica de megavatios con el aprovechamiento de nuestros recursos naturales”, detalló el funcionario.

“Tenemos 2.470 millones de dólares con financiamiento del Belgrano Cargas; 2.099 millones de dólares es el financiamiento directo por parte de la República Popular China con un co-financiamiento de aporte de bienes y, también, de ejecución de obras de civiles y ejecución en la República Argentina”.

El funcionario nacional agregó que “tenemos perspectivas para el financiamiento de una nueva central atómica y a su vez, también, la adquisición de dragas y otros equipamientos para el aprovechamiento del transporte fluvial de nuestros ríos y, también, el transporte marítimo”.

“Consideramos que por las perspectivas de la solidificación del flujo del intercambio comercial, el incremento expansivo de la inversión directa, los mecanismos de financiamiento para mejorar la logística integrada y por la perspectiva de que la República Popular de China está entre las primeras economías del mundo: Estados Unidos y China, obviamente, ejercen un liderazgo a nivel mundial en tamaño de PIB y con perspectivas sólidas de crecimiento”, subrayó Capitanich, quien, finalmente, anunció que existe la intención de “concertar una visita próxima de la presidenta, en la primera quincena de febrero” y aclaró que “está sujeta a la confirmación de la agenda del presidente de la República Popular China”.

La importancia del acuerdo estratégico integral con China